A vueltas con los lectores de RSS

En su momento comenté que el único uso que daba a mi cuenta de Google era el uso de Google Reader, el cuál cerró en julio de 2013, justo cuando me había suscrito ya a un montón de blogs vía RSS. Después de probar varias opciones de entre todas las que aprovecharon el cierre del servicio de Google, por apariencia, organización (y porque no tengo tiempo de probarlas todas) elegí Bloglines, un lector de RSS clásico que amenazó con cerrar en 2010 y que hoy está fuera de línea.

Portapapeles01

Netvibes, lector de RSS.

Bloglines ofrecía un servicio entre suficiente y justo lo que buscaba a la hora de reemplazar a Google Reader: un árbol de categorías a la izquierda y vista previa de contenido a la derecha. Por eso descarté otras opciones que sólo mostraban entradas en miniatura o títulos sin posibilidad de ordenar por categorías.

Justamente acabo de enterarme que WordPress tiene una opción para leer blogs, eligiendo la opción Lector (arriba a la izquierda). Sin embargo, sólo ofrece vistas previas de contenido (con la apariencia del escritorio de WordPress) y no permite categorizar las suscripciones.

El problema con Bloglines, al día de hoy, es que su servidor está caído; tanto bloglines.com como dashboard.bloglines.com están fuera de línea. Sin embargo, en Netvibes se puede entrar con las credenciales de la cuenta de Bloglines, crear un archivo .xml de ese escritorio (Cuenta/Salvaguardar datos), e importarlo allí mismo para crear otro escritorio, o en otro lector de RSS.

Como muchos usuarios, prefiero un servicio web en lugar de instalar programas de escritorio o complementos en navegadores de otros equipos. Por eso no me gustaron opciones como Thunderbird, el cliente de correo electrónico de Mozilla, que muestra categorías pero no los blogs de cada una, sólo la vista previa de los contenidos.

La última opción por estudiar era la de alojar un lector de RSS en un servidor web. La única opción que encontré fue TinyTinyRSS, un lector para instalar en servidores FTP, con licencia GPL, y que se puede instalar automáticamente en servidores gratuitos de alojamiento web como Hostinger. Sin embargo, es lento al cargar las fuentes, la apariencia no es muy agradable (aunque se pueden instalar temas), y carece de funciones como marcado automático de entradas leídas. También existen servicios para instalar como NewsBlur, que son de pago.

TinyTinyRSS, lector de RSS alojado en servidor web.

Los feeds son y seguirán siendo una herramienta útil e indispensable de acceder a la información o compartirla, por más que se quiera frivolizar esto último al dar mayor importancia a las redes sociales por encima de los blogs; para muchos usuarios (justamente aquellos cuya opinión es la que más impacto tiene), las redes sociales como fuente de información no son suficientes.

Otra cosa: detrás de todo servicio gratuito en Internet se esconde el objetivo que diferencia a una empresa de una ONG: “si es gratis, podemos cerrar cuando nos dé la gana”. Google consideró que su Reader no era rentable; al parecer Bloglines puede cerrar definitivamente. Aún así, los feeds siguen siendo parte importante de la web, y si algo lo demuestra es que por algo no faltan opciones.

Deja un comentario